Destacados

03
Noviembre

La Operación Northwoods es el código con que se identifica a uno de los operativos en contra de Cuba y que es recogido en las Joyas de la Familia, a pesar de no ser una operación gestada por la Agencia de Inteligencia (CIA), sino una maniobra de inteligencia planificada por el Ejército de EE.UU., específicamente por el Departamento de Defensa (DOD), en conjunto con la Junta de Jefes del Estado Mayor (Joint Chiefs of Staff (JCS), representando al Caribean Survey Group (Grupo de Investigación del Caribe).

Esta operación fue planificada en el 1962, un año después del descalabro estadounidense de Playa Girón. Su objetivo era crear condiciones que generaran apoyo del pueblo estadounidense, para que estos apoyaran cualquier acción armada directa de los EEUU contra Cuba, todo dentro de la Operación Mangosta[1], planificada por la CIA.

La propuesta de la Operación Northwoods fue presentada por el DOD y el JCS al Secretario de Defensa, y posteriormente por el DOD al entonces presidente de los EE.UU. Jhon F. Kennedy un 13 de Marzo del 1963, mientras los cubanos celebrábamos un aniversario más de la muerte de Jose Antonio y sus compañeros del Directorio Revolucionario.

En sí, el operativo en cuestión documentaba cómo llevar a cabo acciones que hicieran ver al pueblo de los EE.UU. el peligro que constituía, para su tranquilidad y seguridad, la permanencia de Fidel Castro en el poder. Es así que este plan trazaría acciones directas en contra del Gobierno Revolucionario de Cuba que “cosecharían el apoyo del público estadounidense e internacional para la intervención en Cuba”.

De igual forma que a los mercenarios de la brigada 2506 los embarcaron con la idea de que el pueblo estaba en contra de Fidel, y que la invasión sería fácil; ahora se pretendía, con métodos diferentes,  hacer creer lo mismo al pueblo estadounidense y al resto del mundo.

Necesitan que la opinión pública internacional creyera que el pueblo cubano deseaba el fin de la Revolución, para lo cual se organizarían supuestos ataques desde Cuba a los EE.UU., planificándose pérdida de vidas de estadounidenses en algunos casos, con el fin de ser más convincentes.

Además, el Operativo incluía las siguientes actividades:

Lanzar rumores sobre Cuba empleando radios clandestinas.

Iniciar ataques simulados, sabotajes y disturbios en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo y culpar a las fuerzas cubanas.

Bombardear y hundir un navío estadounidense en la base de Guantánamo, similar al incidente con el USS Maine en La Habana en 1898 que provocó la guerra con España, o destruir aeronaves estadounidenses y culpar a Cuba (la primera sugerencia del documento respecto al hundimiento de un navío era destruir un barco tripulado y resultando por tanto en la muerte de miembros de la Marina. Existía también una segunda opción en la que se emplearían barcos no tripulados y se simularían los entierros).

El acoso de vuelos civiles, ataques a transportes de tierra y destrucción de aviones falsos americanos por aeronaves de tipo MIG serían útiles como acciones complementarias.

Destruir un aparato no tripulado, haciéndolo pasar por avión comercial lleno supuestamente de “estudiantes universitarios en viaje de vacaciones”. Esta propuesta fue una de las apoyadas por la Junta de Jefes del Estado Mayor.

Orquestar una “campaña de terrorismo”, que incluía el hundimiento “real o simulado” de refugiados cubanos.

Desarrollar una campaña terrorista de la Cuba Comunista en el área de Miami, en otras ciudades de Florida e incluso en Washington. La campaña iría dirigida contra refugiados cubanos en busca de asilo en Estados Unidos. Asimismo, preveían hundir una barcaza de cubanos en ruta a Florida (real o simulada). Fomentar atentados contra refugiados cubanos, incluso hasta el extremo de herirlos en ocasiones que fueran a ser ampliamente publicitadas.

Arrasar cosechas arrojando dispositivos incendiarios en Haití, República Dominicana u otros lugares.

 

Nota

[1] La Operación Mangosta era el nombre clave de las operaciones encubiertas de la CIA contra Cuba ideado tras el fracaso de la invasión de Cuba en Bahía de Cochinos. La operación mangosta contaba con 32 tareas. 13 de ellas planeaban la guerra económica ya en forma más estructurada y con parte importante de la codificación que hasta hoy conserva. El jefe de la Operación Mangosta fue Edward Lansdale, quién diseñó el programa que conducía a la revuelta y al derrocamiento del régimen comunista cubano.

En ella aparecen ya las acciones para encarecer y dificultar el transporte marítimo hacia Cuba, para provocar fracasos en las cosechas de alimentos y para impedir las ventas de níquel, entre otras. Durante el período de vigencia del Plan Mangosta, en un lapso de unos 14 meses se registraron de ellas 716 sabotajes de envergadura contra objetivos económicos. Como respuesta, Cuba accedió a la sugerencia de la Unión Soviética de emplazar cohetes atómicos en su territorio, lo que condujo a la Crisis de los misiles de Cuba en octubre de 1962, el momento álgido de la Guerra Fría.

19
Octubre

Periplo realizado, con el objetivo de incrementar la presión contra la República Islámica de Irán y contribuir al fracaso del Plan Integral de Acción Conjunta firmado entre la nación persa y el G5 + 1. Viaje que mostró, igualmente, el temor de la alianza Washington - Tel Aviv al apoyo fundamental que Teherán ha brindado a la lucha contra el terrorismo takfiri a través del Eje de la Resistencia tanto en Siria, Irak, Yemen y que se tiene como línea central de su política exterior la causa del pueblo palestino. Sostén que ha llevado a la administración Trump a definir al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica como sujeto a sanciones y una política hostil, que expresa la enorme debilidad de las posturas de Washington y sus socios de Tel Aviv y Riad.

El viaje de Netanyahu, además de las reuniones sostenidas con el gobierno argentino incluyó la Colombia de Juan Manuel Santos y el México del cuestionado Enrique Peña Nieto. Ello, como paso previo a la participación del premier israelí en la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde el dirigente sionista volvió a repetir su contumaz discurso belicista contra Irán y el clásico papel victimista que la entidad israelí ha desarrollado en el mundo desde el año 1948 a la fecha. Un Netanyahu mendigando apoyos políticos y diplomáticos y que tiene como principal sustento a su padre putativo estadounidense.

La AMIA en el Portafolio Secreto

En Buenos Aires, los palmoteos de espalda y los halagos iban y venían entre Macri y Netanyahu. El mandatario argentino recibió los parabienes del Primer Ministro israelí y su comitiva por el papel de defensa de la política colonialista del régimen sionista y su apoyo en las críticas vertidas a la República Islámica de Irán. A la par de recibir una serie de documentos históricos - 139.544 documentos y fotografías de la Segunda Guerra Mundial - enviados desde las distintas embajadas argentinas en el mundo entre los años 1939- 1945.

Macri se comprometió, igualmente, a reflotar la investigación del atentado contra la AMIA el año 1994, en el marco de lo que en la declaración conjunta entre ambos dirigentes señalaron como "la lucha contra el terrorismo". Claro está, sin que ello implique una condena a los crímenes de lesa humanidad cometidos por Israel contra el pueblo palestino a lo largo de 69 años de ocupación de su territorio y una política colonialista, racista y criminal.

En otro plano de cooperación un grupo de efectivos de la Dirección de Seguridad Especial de la Policía de Buenos Aires viajó a los Territorios Palestinos ocupados para ser capacitados en labores de inteligencia y "respuesta rápida" por parte del ejército ocupante sionista, que en lenguaje llano implica aprender cómo reprimir a la población desarmada, como disuadir, planificar y ejecutar ataques. Cooperación que se une a los contratos de venta de armas concertados entre ambos países.

Según el gobierno bonaerense, las fuerzas se capacitarán en temas vinculados con despliegue rápido, metodologías convencionales y no convencionales, equipamiento especial, prevención, disuasión, planificación y ejecución del ataque, entre otros. 

A pesar que el tema de la AMIA no tuvo declaraciones altisonantes, el atentado fue el tema que marcó las conversaciones entre Netanyahu y Macri, cuestión que quedó en evidencia tras las decisiones tomadas por el presidente argentino, una vez que Netanyahu abandonó el país,  en materias referidas al apoyo político a Israel y la decisión de reflotar la investigación judicial sobre los hechos ocurridos el año 1994, volviendo con ello a sacar interesadamente  a colación el nombre de Irán , en momentos que la entidad sionista siente amenazada sus acciones desestabilizadoras en Oriente Medio, gracias al trabajo y la lucha antiterrorista del Eje de la resistencia, que tiene precisamente a irán como su estandarte.

El año 1994, el día 18 de julio, a las 09:53 horas, el centro de Buenos Aires se estremeció con el estallido de un auto bomba cargado con 300 kilos de explosivos frente al Edificio de la denominada Asociación Mutual Israelita Argentina - AMIA el principal centro comunitario de la colectividad judía en Argentina. Un atentado en el cual murieron 85 personas y 300 resultaron heridas, solo dos años después que una explosión en la Embajada de Israel en Argentina matara a 29 personas.

Las muertes, heridos y la destrucción del inmueble mutualista, una investigación plagada de interrogantes y una nebulosa que encierra múltiples intereses políticos - que han sido imposible de desentrañar - han generado un cúmulo de hipótesis y la decisión del actual gobierno argentino de volver a implicar a la ex presidenta Cristina Fernández, ciudadanos iraníes y a la comunidad islámica de Argentina, en una mezcla que deja en evidencia la influencia y presión de Israel y Estados Unidos.

Conducta que muestra la clara estrategia y los deseos de la alianza entre Washington e Israel de demonizar a la nación persa y el islam. Cabe recordar que Irán fue acusado por los lobbies israelíes de haber estado detrás del atentando de AMIA. El año 2013, bajo la Presidencia de Cristina Fernández, los Gobiernos de Argentina e Irán - que ha desmentido desde el inicio cualquier tipo de implicancias en los hechos - firmaron un memorándum de entendimiento para dar luces y esclarecer este caso que se extiende ya por 23 años.

No es casual que los llamados a interrogar al ciudadano Sr. Jorge Yussuf Khalil  y la ex Presidenta Cristina Fernández involucren conexiones locales e internacionales destinadas, por una parte, a desviar la atención de los graves problemas políticos, sociales  y económicos que sufre la administración Macri, como al mismo tiempo hundir cualquier pretensión de Cristina Fernández de presentarse como alternativa política al macrismo. Ello, junto al papel que cumple el gobierno derechista argentino como mandadero de los deseos y aspiraciones sionistas contra Irán, Hezbolá y cualquiera que hoy significan el único oponente que le hace frente a la pretendida hegemonía imperialista y sus socios sionistas y wahabitas en Oriente Medio. Y en ese plano Macri es un simple perno en el engranaje Washington-Tel Aviv.

El Juez Federal Claudio Bonadio citó a la ex presidenta Fernández para el día 26 de octubre - 4 días después de las elecciones parlamentarias que se celebran en el país andino - a dar una declaración indagatoria, sobre la causa AMIA, prohibiéndole de paso su salida del país. Se suma al llamado a la ex mandataria, la citación al ex Canciller Héctor Timerman y otros 13 imputados bajo la acusación de encubrimiento de las investigaciones llevadas a cabo para descubrir al culpable del atentado y poner en el centro del debate el famoso memorándum de entendimiento firmado entre Irán y Argentina en agosto del año 2013 y entre cuyos puntos sobresalía la conformación de una Comisión de la Verdad, que estaría compuesta por juristas internacionales para cooperar con la investigación y desmitificar de una vez las acusaciones vertidas contra ciudadanos iraníes.

El mencionado memorándum es un “documento público aprobado por el Congreso argentino con el objetivo de encontrar un puente hacia el esclarecimiento de uno de los hechos más atroces ocurridos en nuestro país, como fue el atentado a la AMIA”  según señala la Federación de Entidades Islámicas de la República Argentina – Feira - . Dicho documento nunca entró en vigencia, ni sirvió para que se levantaran las alertas rojas o creara la “Comisión de la verdad” para mejorar la situación de los mismos. Desde luego tampoco se cumplieron ninguna de las sospechas sobre las que el fallecido Juez Fiscal Alberto Nisman fundamentó su denuncia” detalló la Feira.

El caso más preocupante,  por las aristas que reviste en la campaña mundial  que se lleva a cabo contra el islam – dirigido por la alianza entre Washington y su socio sionista – es la acusación contra Jorge Yussuf Khalil. Ciudadano argentino  que ha recibido la amplia solidaridad de la comunidad musulmana argentina y sus organizaciones, especialmente en la ciudad de Buenos Aires y su Conurbano. Yussuf Khalil ha ocupado cargos de dirigente en la comunidad islámica del país sudamericano, además de trabajar en la difusión de la cultura del islam en Radio Annur. Presidente de la Asociación árabe – Argentina islámica y sus anexos: instituto Árabe-Argentino Islámico y el cementerio islámico de la matanza, habiendo sido, asimismo Secretario General de la Mezquita At Tauhid, según comunicado público entregado por la Federación de Entidades Argentino Árabe de la Ciudad de Buenos Aires y Conurbano.

En la información entregada para conocimiento público la Fearab da a conocer que el Sr. Khalil se ha destacado en la dirigencia de la colectividad sirio-libanesa en la ciudad de Buenos Aires. Nacido de una familia musulmana ha dedicado sus esfuerzos en desmitificar y desterrar “falsas creencias, mitos y desinformaciones que sobre la comunidad islámica, algunos medios de comunicación con intereses políticos poco transparentes han tratado de instalar hace años”

En este sentido Fearab Buenos Aires y Conurbano posee la firme convicción que la citación a indagatoria que pesa sobre Jorge Yussuf Khalil significa el inicio de una manifestación de islamofobia, que mediante el uso irregular del poder judicial, y de la prefabricación de causas judiciales, se pretende iniciar una sistemática persecución hacia la dirigencia musulmana de la República Argentina. Lo dicho anteriormente, de modo alguno significa que esta entidad, no bregue por el esclarecimiento debido de la causa AMIA, al igual que muchas otras que por menos notorias no dejan de ser importantes para el tejido social argentino.

Volver a poner como centro del foco mediático a la AMIA viene como anillo al dedo en esta política de iranofobia e islamofobia que Washington y su aliado sionista han implementado en una calculada y descabellada estrategia de esconder la responsabilidad de estos regímenes en los crímenes contra el pueblo palestino, los intentos de fragmentación y destrucción de los pueblos de Siria e Irak. El sostén otorgado a la Monarquía Saudí en su agresión contra Yemen y Bahréin. La desintegración de Libia y el silencio cómplice ante el genocidio de la comunidad musulmana Rohingya en Myanmar. Que mejor que sortear las críticas internacionales frente a estos crímenes que sindicar a otros como patrocinadores del terrorismo, utilizando para ello toda la maquinaria política, diplomática y comunicacional que posee Estados Unidos y su aliados.

El atentado a la AMIA, sin duda alguna y sin pero que valga requiere ser resuelto, debe encauzar sus indagaciones hacia lo que las primeras pistas y pesquisas que se conocieron como la "conexión local" según determinación de líneas de sondeo llevadas a cabo por el Juez Juan José Galeano, que incorporó tres años después del atentado al fallecido Juez Alberto Nisman. Esa conexión local acusaba a policías y civiles argentinos de haber proporcionado apoyo logístico y operativo, en terreno, para concretar el ataque de julio del año 1994.

También, en ese entonces, una de las teorías mencionaba a miembros de la Embajada de Irán en el atentado, cuestión que jamás ha podido ser probada y que ha significado una tensión permanente entre las administraciones de los gobiernos argentinos y las autoridades de Irán, que ven en ello un volador de luces y sobre muestra de la inoperancia de las investigaciones llevadas a cabo bajo el influjo y lobby de autoridades de Israel. Sobre todo cuando la "conexión local" cayó producto de una serie de irregularidades en el proceso que incluyó el pago, por parte del juez Galeano, de us$400.000 a Carlos Telleldin - empresario y comerciante de autos que habría proporcionado la camioneta Renault Traficc empleada en el atentado - para que testificara en contra de los policías argentinos de esa conexión local.

Teorías que incluso han mencionado al Movimiento de Resistencia Islámica - Hezbolá - en una época donde se pretendía encontrar células islámica y presencia de movimientos en determinadas zonas de Latinoamérica, entre ellas la denominada Triple Fronteras, entre Uruguay, Paraguay y Argentina.  El año 2006, doce años después del atentado la justicia argentina determinó la nulidad de la causa AMIA y todos los involucrados fueron absueltos, quedando sólo la acusación contra ciudadanos iraníes, cuya investigación no ha sido cerrada y que ha servido de excusa permanente para presentar a la nación persa como patrocinador del terrorismo, ocultando bajo estos ataques permanentes la verdadera responsabilidad de gobiernos como él Estados Unidos e Israel en la génesis, desarrollo y ampliación del actuar de grupos terroristas takfiri, en los últimos años o grupos como Al Qaeda que hunden su origen en la lucha de Estados Unidos contra la ex Unión Soviética en Afganistán.

La AMIA y sus ramificaciones han servido, para tener como destinatario de ataques, persecución y tergiversación a la comunidad islámica, en la Argentina y el mundo. Ha servido como escenografía de la más abyecta campaña de islamofobia que se tenga memoria en Latinoamérica. Ha sido una red de intrigas tejida por organismos de inteligencia de la  propia argentina en conjunción de intereses con el Mossad israelí, Aman  y el Shin Bet , quienes se han caracterizado a lo largo de su historia en sembrar caos y destrucción allí donde operan, aún si ello implica sacrificar a quienes dicen proteger.

Un atentado de falsa bandera, como nos tiene acostumbrado  la alianza entre el imperialismo y el sionismo y donde el enfrentamiento de los sectores de la ultraderecha israelí, en ese año 1994, signó el marco de acción de esta pugna en una institución mutualista situada a miles de kilómetros del campo de enfrentamiento sionista. Un año después, el 4 de noviembre esa pugna tendría otro signo trágico con el asesinato, a manos de un estudiante ultraderechista israelí, del ex primer Ministro israelí Isaac Rabin.

La AMIA fue uno de los objetivos de batalla entre un Likud deseoso de torpedear los acuerdos de paz que se estaban firmando entre Israel y la Autoridad nacional palestina tras los Acuerdos de Oslo y un laborismo interesado en resolver el tema de los territorios ocupados de la Franja de gaza y la ribera occidental, a sabiendas que Oslo le permitiría, finalmente, seguir manteniendo la hegemonía sionista en la zona. AMIA fue una cortina de humo destinada a ocultar las actividades de los servicios de inteligencia israelíes en cualquier parte del mundo, con el fin de conseguir sus aspiraciones hegemónicas en el levante mediterráneo. Y para ello, culpar a Irán, a Hezbolá, al Islam, sirve en esta tarea miserable.

Hoy, en el último trimestre del año 2017 la alianza entre el imperialismo y su hijo putativo: el sionismo, está más activo que nunca en su objetivo de desestabilizar a los países de Oriente Medio. Seguir en este proceso de cerco contra la revolución iraní. Utilizar a los movimientos terroristas takfirí en esta estrategia desestabilizadora donde la islamofobia e presenta como uno de los ejes principales. Y, para ello, nada mejor que reflotar atentados definidos hace un cuarto de siglo como de falsa bandera, encarcelar a dirigentes de la comunidad musulmana en Argentina y así mostrar como enemigo al Islam. Toda la solidaridad con Jorge Yussuf Khalil que en esta campaña de desprestigio representa la cara visible de la dignidad a diferencia de un Mauricio Macri convertido en instrumento y títere del sionismo.

10
Abril

El 9 de noviembre sobre las 8:30am, Michal Kosinski se despertaba en el Hotel Sunnehus en Zurich. El investigador, de 34 años, había venido a dar una charla al Instituto Federal de Tecnología Suizo (ETH) sobre los peligros del Big Data y la revolución digital. Kosinski da estas charlas con frecuencia en todo el mundo. Kosinski es experto en psicometría, una rama de la psicología donde se miden y cuantifican variables psicológicas. Cuando encendió la televisión esa mañana, descubrió que la bomba había explotado: En contra de lo previsto por los mejores estadistas, Donald J. Trump había sido elegido Presidente de los Estados Unidos.

Durante un rato, Kosinski observó las celebraciones de la victoria de Trump y los resultados de cada estado. Tenía el presentimiento de que el resultado de las elecciones tenían algo que ver con sus investigaciones. Respiró profundamente y apagó la televisión.

Ese mismo día, una pequeña y poco conocida empresa británica ubicada en Londres enviaba una nota de prensa: “Estamos encantados de que nuestro revolucionario método de comunicación basado en datos haya jugado un papel tan importante en la extraordinaria victoria del presidente electo Donald Trump”, firmaba un tal Alexander James Ashburner Nix. Nix es británico, de 41 años, y CEO de Cambridge Analytica. Siempre luce inmaculado en trajes a medida y gafas de diseño, con su ondulado pelo rubio peinado hacia atrás.

De estos tres individuos – el reflexivo Kosinski, el inmaculado Nix y el sonriente Trump -, uno de ellos permitió la revolución digital, otro la hizo realidad y otro se benefició de ella.

 

¿Cómo de peligroso es el Big Data?

cambridge-analytica-chartTodo aquel que no haya pasado los últimos cinco años viviendo en otro planeta estará ya familiarizado con el término Big Data. Big Data significa que todo lo que hacemos, ya sea online u offline, deja una huella digital. Cada compra que hacemos con nuestras tarjetas, cada búsqueda que hacemos en Google, cada sitio al que vamos con nuestro teléfono en el bolsillo, cada “me gusta” es recolectado. Especialmente cada “me gusta”. Durante mucho tiempo, no estaba del todo claro qué uso podríamos darle a esta información – más allá de recibir anuncios de medicamentos para la presión sanguínea tras haber buscado en Google “reducir presión sanguínea”. Tampoco estaba claro si el Big Data pondría en peligro o beneficiaría a la raza humana. El 9 de Noviembre supimos la respuesta. La compañía detrás de la campaña online de Trump, así como la del Brexit, era una compañía de Big Data: Cambridge Analytica, cuyo CEO es Alexander Nix.

Para entender el resultado de las elecciones -y lo que puede llegar a Europa en los próximos meses- tenemos que empezar con un extraño incidente en la Universidad de Cambridge en 2014, en el Centro de Psicometría de Kosinski.

La psicometría, a veces denominada psicografía, se centra en medir rasgos psicológicos como la personalidad. En los años 80, dos equipos de psicólogos demostraron que cada rasgo del ser humano se puede evaluar basándose en cinco dimensiones de la personalidad, conocidos como los Big Five. Estos son: Disposición (¿cómo de dispuesto estás a nuevas experiencias?), conciencia (¿cómo de perfeccionista eres?), extraversión (¿cómo de sociable eres?), amabilidad (¿cómo de considerado y cooperativo eres?) y neuroticismo (¿eres fácil de enfadar?). En base a estas dimensiones -conocidas como OCEAN por el acrónimo del inglés: openness, conscientiousness, extroversion, agreeableness, neuroticism– podemos hacernos una idea bastante acertada de la persona que tenemos delante. Esto incluye sus necesidades, sus miedos y su comportamiento. El “Big Five” se ha convertido en la técnica estándar de la psicometría. Pero durante mucho tiempo, el problema de esta técnica era la recolección de estos datos, ya que implicaban el relleno de un largo formulario muy personal. Pero llegó Internet. Y Facebook. Y Kosinski.

Michal Kosinski era estudiante en Varsovia cuando su vida tomó una nueva dirección en 2008. Fue aceptado en la Universidad de Cambridge para realizar su Doctorado en el Centro de Psicometría, uno de las instituciones más antiguas en esta materia. Kosinski se unió a David Stillwell (ahora profesor en la de Universidad de Cambridge) un año después de que Stillwell hubiera lanzado una pequeña aplicación de Facebook, cuando Facebook no era el gigante que es hoy en día. Su aplicación MyPersonality hacía a los usuarios responder a unas preguntas, muchas de ellas del cuestionario del Big Five (“Me pongo nervioso fácilmente” – “Contradigo a los demás”). Una vez evaluadas esas respuestas, los usuarios recibían un “Perfil de Personalidad” -de los valores del Big Five- y podían compartir su perfil con los investigadores. Kosinski esperaba que algunas docenas de compañeros de universidad rellenaran el cuestionario, pero antes de lo que esperaba, cientos, miles y hasta millones de personas le habían revelado sus más íntimas convicciones. De repente, los dos estudiantes de doctorado tenían la mayor base de datos que combinaba evaluaciones psicométricas con perfiles de Facebook.

El método que Kosinski y sus compañeros desarrollaron durante los siguientes años era bastante simple. Primero, presentaban a los participantes un formulario online. De sus respuestas, los psicólogos calculaban los valores de sus Big Five. El equipo de Kosinksi comparaba entonces los resultados con toda la demás información que pudieran obtener del sujeto: a qué hacían “me gusta”, qué compartían y que escribían en Facebook, qué edad tenían, género o lugar de residencia. Esto permitía a los investigadores unir puntos y crear correlaciones. Por ejemplo, los hombres que hacían “me gusta” en cosméticos MAC eran, por lo general, gays; uno de los mayores indicadores de heterosexualidad es que hubiera hecho like al Wu-Tang Clan. Los seguidores de Lady Gaga tendían a ser más extrovertidos, mientras más “filosóficos” tendían a ser más introvertidos. Aunque una sóla pieza de esta información es irrelevante para hacer una predicción, cuando se combinan decenas, centenas o miles de estos datos, los resultados de las predicciones llegan a ser muy acertados.

 

Los seguidores de Lady Gaga tendían a ser más extrovertidos, mientras más “filosóficos” tendían a ser más introvertidos.

 

Kosinski y su equipo siguieron redefiniendo sus modelos. En 2012, Kosinski demostró que con una media de 68 “me gusta” de un usuario, era posible predecir su color de piel (en un 95 por ciento), su orientación sexual (88 por ciento) y su afiliación al partido Demócrata o Republicano (85 por ciento). Pero no acababa ahí. Inteligencia, religión, consumo de alcohol y tabaco, podían predecirse. De estos datos, podía incluso saberse si los padres de una persona estaban divorciados. La robustez del modelo podía ilustrarse sobre cómo de bueno era éste prediciendo las respuestas del sujeto. Kosinski continuó trabajando en su modelo de forma incesante: en poco tiempo, el modelo era capaz de evaluar a una persona mejor que un compañero de trabajo, basándose sólo en 10 “me gusta”. 70 “me gusta” eran suficiente para para hacerlo mejor que un amigo, 150 mejor que sus padres, y 300 mejor que su pareja. Más “me gusta” podían incluso predecir más de lo que la misma persona sabía sobre ella misma. El día en que Kosinski publicó estos descubrimientos, recibió dos llamadas de teléfono: Una amenaza de denuncia y una oferta de trabajo. Las dos eran de Facebook.

Unas semanas después, los “me gusta” en Facebook pasaron a ser privados por defecto. Antes, la configuración por defecto era que cualquier persona podía ver tus “me gusta”. Esto no fue inconveniente para los recolectores de datos: mientras que Kosinski siempre pedía el consentimiento de los usuarios, muchas aplicaciones y cuestionarios online requerían acceso a la información privada como precondición para poder rellenar el test. (Quien quiera evaluarse a sí mismo basándose en sus likes de Facebook puede hacerlo en la web de Kosinski: applymagicsauce.com, y luego comparar los resultados con los del clásico cuestionario de los Big Five: discovermyprofile.com/personality.html)

Pero no sólo se trata de “me gustas”, ni siquiera sólo de Facebook. Kosinski y su equipo pueden predecir valores de los Big Five basándose en el número de fotos de perfil o cuántos contactos tiene una persona (buen indicador de la extraversión). Pero también revelamos información cuando estamos offline. Por ejemplo, el sensor de movimiento de nuestros teléfonos indica cómo de rápido nos movemos y cómo de lejos viajamos (lo cual tiene correlación con inestabilidad emocional). Nuestro teléfono, concluye Kosinski, es un gran cuestionario psicológico que siempre estamos rellenando, ya sea consciente o inconscientemente. Lo mejor es que, sin embargo -y esto es clave- también funciona al revés: tus datos no sólo pueden generar un perfil psicológico, sino que pueden usarse al revés para encontrar ciertos perfiles de personas: padres con ansiedad, introvertidos furiosos, por ejemplo – ¿o quizás incluso todos los demócratas indecisos? Básicamente, lo que Kosinski había inventado era un buscador de personas.

 

Nuestro teléfono, concluye Kosinski, es un gran cuestionario psicológico que siempre estamos rellenando, ya sea consciente o inconscientemente.

 

Kosinski empezó a reconocer el potencial -aunque también el peligro inherente- de su obra. Para él, Internet había sido una especie de regalo del cielo. Lo que él pretendía era devolver el favor, compartirlo. Los datos se pueden copiar, así que ¿por qué no íbamos todos a aprovecharnos de ello? Era el espíritu de una nueva generación, el comienzo de una nueva era que traspasaba las limitaciones del mundo físico. ¿Pero qué pasaría, se preguntaba Kosinski, si alguien abusara de su buscador de personas para manipular a la gente? Comenzó a añadir advertencias a casi todo su trabajo científico. Su método, advertía, “podía suponer una amenaza para el bienestar, libertad e incluso, para la vida del individuo”. Pero parece que nadie entendió lo que quería decir.

Sobre esta fecha, a principios de 2014, un joven profesor asistente llamado Aleksandr Kogan se acercó a Kosinski. Le comentó que, hablando en nombre de una empresa, estaba interesado en su método. Dicha compañía quería tener acceso a la base de datos de myPersonality, recuerda Kosinski. Kogan no podía decir con qué objetivo quería esta empresa esta información; debía guardar el secreto. Al principio, Kosinski y su equipo consideraron la oferta, puesto que supondría un buen ingreso de dinero en el centro -pero entonces dudó. Al final, recuerda Kosinski, Kogan desveló el nombre de la compañía: SCL- Strategic Communication Laboratories. Kosinski buscó en Google la compañía: “[Somos] la principal agencia de gestión electoral”, explicaba la web de la compañía. SCL ofrecía marketing basado en modelos psicológicos. Unos de sus principales objetivos: Influenciar en elecciones. ¿Influenciar en elecciones? Perturbado, Kosinski indagó en la web. ¿Qué tipo de compañía era esta? ¿Y qué tenía entre manos?

Había algo que Kosinski no conocía en aquel momento: SCL es la matriz de un grupo de compañías. A quién pertenece SCL y sus diversas ramas no está claro, gracias a una difusa estructura corporativa, como puede comprobarse en el registro de compañías británico, los papeles de Panamá y su registro como compañía en Delaware. Algunas de las ramas de SCL han estado involucradas en el derrocamiento de gobiernos en países en desarrollo, mientras que otras han desarrollado métodos de manipulación psicológica al pueblo afgano a petición de la OTAN. Además, SCL es la empresa madre de Cambridge Analytica, la siniestra compañía de Big Data que luego trabajó para la campaña online de Trump y el Brexit.

Kosinski no sabía nada en absoluto de todo esto, pero tenía un presentimiento. “Todo empezaba a oler mal”, recuerda. Tras más investigaciones, descubrió que Aleksandr Kogan había registrado, de forma secreta, una compañía que hacía negocios con SCL. Como demostró posteriormente The Guardian en Diciembre de 2015, y por documentos revisados por Das Magazin, SCL había descubierto el método de Kosinski a través de Kogan. De repente Kosinski pensó que habían conseguido reproducir (¿o copiar?) su método de medida del Big Five usando los “me gusta” de Facebook para venderlo a esta compañía de “gestión de elecciones”. Kosinski cortó directamente el contacto con Kogan e informó al director del instituto, generando así un difícil conflicto en la universidad. El instituto temía por su reputación. Aleksander Kogan se mudó a Singapur, se casó, y se cambió el nombre a “Dr. Spectre”. Michal Kosinski terminó su doctorado, obtuvo un trabajo en Stanford y se mudó a Estados Unidos.

Todo se mantuvo en calma durante un año. Hasta que, en Noviembre de 2015, la más radical de las campañas de Brexit, “Leave.EU”, liderado por Nigel Farage, anunciaba que había encargado a una compañía de Big Data llevar su campaña online: Cambridge Analytica. El mayor potencial de la compañía: novedoso marketing político -microtargeting- midiendo la personalidad de la gente por sus huellas en la nube, basado en el modelo OCEAN.

Kosinski empezó a recibir emails preguntando qué tenía él que ver con eso -las palabras Cambridge, personalidad y análisis llevaban a mucha gente a pensar directamente en Kosinski. Era la primera vez que Kosinski escuchaba sobre esta compañía. Preocupado, buscó en la web. ¿Estaban usando su método a gran escala con intereses políticos?

Tras el resultado del Brexit, amigos y conocidos le escribían: Mira lo que has conseguido. A cada sitio que iba, Kosinski tenía que explicar que no tenía nada que ver con esta compañía.

 

Tras el resultado del Brexit, amigos y conocidos le escribían: Mira lo que has conseguido.

 

Pasaron meses. El 19 de Septiembre de 2016 llegó; las elecciones americanas se acercaban rápidamente. Riffs de guitarra llenaban la recepción azul oscura del New York Grand Hyatt Hotel; “Bad Moon Risin” de Creedence Clearwater Revival. El Concordia Summit es una especie de Foro Económico Mundial en miniatura. Dirigentes de todo el mundo habían sido invitados, entre ellos el presidente suizo Schenider-Ammann. “Por favor, den la bienvenida a Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica”, anunciaba una suave voz femenina. Un hombre delgado en traje oscuro subía al escenario. De repente, silencio. (El vídeo está en Youtube). Muchos de los presentes sabían que el presente era el nuevo hombre de Trump para su estrategia digital. “Pronto me llamareis Mr. Brexit”, Trump twiteaba recientemente, de forma un poco críptica, unas semanas antes. Algunos analistas políticos ya habían percibido algunas similaridades inquietantes entre la agenda de Trump y la de la del movimiento de Leave del Brexit. Pero pocos habían caído en la reciente contratación de una compañía de marketing llamada Cambridge Analytica.

Hasta este momento, la campaña digital de Trump había consistido en básicamente una persona: Brad Parscale, un emprendedor publicitario y fallido fundador de una startup que creó una web para Trump por 1500 dólares. Trump, con 70 años, no es demasiado amante de la tecnología -ni siquiera tiene ordenador en su escritorio. Trump no usa emails, según revelaba su asistenta personal. Ella misma le insistía en tener un smartphone- desde donde ahora twittea sin parar.

Hillary Clinton, por otro lado, confiaba plenamente en el legado del primer “presidente de redes sociales”, Barack Obama. Tenía la lista de direcciones de todo el Partido Demócrata, conseguido gracias a análisis de alta tecnología de “BlueLabs” y recibía soporte de Google y DramWorks. Cuando se anunció en junio de 2016 que Trump había contratado a Cambridge Analytica, el “establishment” de Washington renegó y lo criticó. ¿Extranjeros en trajes a medida que no entienden ni nuestro país ni nuestra gente? ¿En serio?

“Es un privilegio para mí el hablar antes ustedes hoy sobre el poder del Big Data y la psicografía en el proceso electoral”. El logo de Cambridge Analytica – un cerebro compuesto de nodos de una red, como un mapa, aparecía tras Alexander Nix. “Hace sólo dieciocho meses, el Senador Cruz era uno de los candidatos menos populares”, explicaba el hombre rubio con su distinguido acento británico, que deja a los americanos igual de incómodos que un acento puro alemán deja a un suizo. “Menos del 40 por ciento de la población había escuchado hablar de él”, decía otra diapositiva. Al final de 2014, Cambridge Analytica se había involucrado en las campañas electorales de Estados Unidos, en un principio como consultora para el republicano Ted Cruz, subvencionado por el reservado billonario del software Robert Mercer. Todos en la sala conocían el meteórico ascenso del Senador conservador Cruz. Era uno de los sucesos más extraños de la campaña electoral: ¿Cómo había conseguido el Senador Cruz llegar a ser la última competencia directa de Trump para las primarias Republicanas, subiendo del 5 al 35 por ciento? “¿Cómo lo hizo?”. Hasta ahora, explica Nix, las campañas electorales se han basado en conceptos demográficos. “Una idea ridícula. La idea de que todas las mujeres debían recibir el mismo mensaje sólo por su género o que todos los afroamericanos debían hacerlo por su raza.” Lo que Nix quiere decir es que los demás han confiado en la demografía, mientras que Cambridge Analytica está usando psicometría.

Aunque esto sea cierto, el papel de Cambridge Analytica en la campaña de Cruz no está libre de disputas. En Diciembre de 2015, el equipo de Cruz reconocía su exitoso ascenso gracias al uso psicológico de datos y análisis. En la “Era de la Publicidad”, un cliente político calificó al personal de Cambridge como “una rueda de respuesto”, pero consideró que su producto principal, el modelo de datos de votantes de Cambridge, continuaba siendo “excelente”. Aún así, no está claro hasta qué punto estaba Cambridge Analytica involucrada en la campaña de “Leave”. Cambridge Analytica no discutirá estas preguntas.

Nix pasa a la siguiente diapositiva: cinco caras diferentes, cada una correspondiente a un perfil de personalidad. Es el Big Five, o el modelo OCEAN. “En Cambridge”, comenta Nix, “somos capaces de crear un modelo para predecir la personalidad de cada uno de los adultos en los Estados Unidos de América.”. La audiencia presta atención. Según Nix, el éxito del marketing de Cambridge Analytica se basa en una combinación de tres elementos: ciencia del comportamiento usando el modelo OCEAN, análisis de Big Data, y publicidad especializada. La publicidad especializada, en otras palabras, es una publicidad dirigida y formulada de forma muy concreta para la personalidad de cada individuo.

Nix explica cómo su compañía consigue estos resultados. Primero, Cambridge Analytica compra datos personales de distintas fuentes como registros de propiedades, datos de transporte, de compras, tarjetas de bonus, pertenencia a clubs, que revistas lees, a qué iglesias vas, etc. Nix enseña los logos de varias compañías especializadas en este tipo de información como Acxiom y Experian -en los Estados Unidos, casi toda la información personal está a la venta. Por ejemplo, si quieres saber dónde vienen las mujeres judías, puedes comprar la información, con números de teléfono incluido. Luego, Cambridge Analytica agrega todos esos datos con la lista miembros del Partido Republicano y datos online como los “me gusta” de facebook- hoy en día la compañía dice no usar datos de facebook y calcula un perfil de personalidad de Big Five. Las huellas digitales de repente se convierten en una persona real, con miedos, necesidades, intereses y dirección física.

La metodología es bastante similar a la que desarrolló en aquel momento Michal Kosinski. Cambridge Analytica usaba además, según Nix, “encuestas en redes sociales” y datos de Facebook. Y Cambridge Analytica hacía precisamente lo mismo que Kosinski advertía: “Hemos creado perfiles de todos los adultos de Estados Unidos, 220 millones de personas”, se enorgullecía Nix. Abre una captura de pantalla. “Este es el panel resumen que preparamos para la campaña de Cruz”. Un panel de control aparece. A la izquierda están los diagramas, a la derecha un mapa de Iowa, donde Cruz ganó un importante número de votos en las primarias. Y en el mapa, aparecen cientos de miles de puntos rojos y azules. Nix ajusta el filtro aún más: “Republicanos”, -los puntos azules desaparecen; “Incesisos”- más puntos desaparecen; “hombres”, etc. Finalmente, sólo una persona queda en el mapa, incluyendo edad, dirección, intereses, personalidad e inclinación política. ¿Cómo hace Cambridge Analytica para actuar específicamente sobre esta persona con el mensaje político correcto?

Nix enseña cómo pueden dirigirse de forma distinta a votantes que han sido categorizados psicológicamente, usando como ejemplo el derecho al uso de armas, la Segunda Enmienda: “Para un público neurótico y diligente, la amenaza de un robo -y la póliza de seguro de un arma”. Una imagen a la izquierda muestra la mano de un ladrón rompiendo una ventana. A la derecha, una foto de un hombre con su hijo contemplando el atardecer, ambos con armas en la mano, disparando a patos. “Por otro lado, para un público más cercano y afable. Gente que se preocupa de las tradiciones, los hábitos, la familia”.

 

Cómo mantener a los votantes de Clinton lejos de las urnas

 

Las continuas inconsistencias de Trump, su muy criticada inconsistencia, y sus consecuentes mensajes contradictorios, de repente se convirtieron en su principal arma: un mensaje distinto para cada votante. El que Trump actuara como un perfecto algoritmo oportunista siguiendo únicamente la reacción del público es algo que el matemático Cathy O’Neil ya había mencionado en Agosto de 2016. “Prácticamente cada mensaje de Trump fue diseñado por el análisis de los datos”, recuerda Alexander Nix. El día del tercer debate entre Trump y Clinton, el equipo de Trump probó 175 mil variaciones de sus argumentos para encontrar la mejor, todo basado en Facebook. Los mensajes se distinguían en su mayoría por detalles microscópicos, con el objetivo de llegar al espectador de la mejor forma posible: diferentes cabeceras, colores, ilustraciones con fotos o vídeos. El perfeccionismo llegaba hasta los grupos más minoritarios, explica Nix en una entrevista a Das Magazin. “Podemos llegar a pueblos o bloques de apartamentos de una forma concreta. Incluso a particulares”.

 

“Prácticamente cada mensaje de Trump fue diseñado por el análisis de los datos”, recuerda Alexander Nix.

 

En el distrito de Miami de Little Haiti, la campaña de Trump mostraba a sus habitantes noticias acerca del fracaso de la fundación de Clinton en la ayuda tras el terremoto de Haití -con el objetivo de que no votaran a Hillary Clinton. Este era uno de los objetivos: mantener a potenciales votantes de Clinton (incluyendo gente de izquierda insegura, afroamericanos y mujeres jóvenes) lejos de las urnas, “borrar” su voto, cómo decía uno de los empleados de Trump. Estos “puntos oscuros”- publicidad encubierta en la lista de noticias de facebook de forma que sólo ciertos perfiles específicos pueden verlo – incluían videos únicamente para afroamericanos donde Hillary Clinton se refería a los hombres negros como “depredadores”, por ejemplo.

 

Estos “puntos oscuros” – publicidad encubierta en la lista de noticias de facebook de forma que sólo ciertos perfiles específicos pueden verlo – incluían videos únicamente para afroamericanos donde Hillary Clinton se refería a los hombres negros como “depredadores”, por ejemplo.

 

Nix acaba su presentación en el Concordia Summit dejando claro que la publicidad tradicional está muerta. “Mis hijos seguramente nunca, jamás, entenderán este concepto de comunicación masiva.”. Antes de dejar el escenario, anunciaba que uno de los dos candidatos que aún quedaban estaba usando esta nueva tecnología.

La precisión con la que la población americana se estaba abordando por las tropas digitales de Trump en ese momento no estaba claro -porque atacaban menos en la televisión tradicional, y más con mensajes personalizados en redes sociales o televisión digital. Y mientras que el equipo de Clinton pensaba que estaba en cabeza basado en proyecciones demográficas, la periodista de Bloomberg Sasha Issenberg se sorprendía en una visita a San Antonio -donde se basa la campaña digital de Trump- cuando vio que se estaban creando unas segundas sedes. El equipo integrado de Cambridge Analytica, aparentemente sólo 12 personas, recibió 100.000 dólares de Trump en Julio, 250 mil en agosto, y 5 millones en septiembre. Según nuestras últimas conversaciones con Mr. Nix, ganaron más de 15 millones de dólares en total.

Y los efectos fueron radicales: Desde Julio de 2016, los “corredores” de Trump que iban puerta por puerta tenían una aplicación móvil donde podían identificar las ideas políticas de los habitantes de una vivienda. Fue la misma app que se usó durante el Brexit. La gente de Trump sólo pegaba en las puertas de gente que la app consideraba receptivas a sus mensajes. Iban preparados con guiones para conversaciones personalizadas según el tipo de persona. Además, éstos rellenaban las reacciones de la gente en la propia aplicación – y a aplicación llegaba directamente al panel de control de la campaña de Trump.

Esto no es nada nuevo. El equipo de Clinton hizo cosas similares -pero hasta donde sabemos, no crearon perfiles psicométricos. Cambridge Analytica, sin embargo, dividió la población americana en 32 tipos de personalidades, y se enfocó en sólo 17 estados. Y tal y como Kosinski estableció que un hombre interesado en productos MAC tiene alta probabilidad de ser gay, Cambridge Analytica descubrió que tener preferencia por coches hechos en Estados Unidos era un buen indicador de cercanía a las ideas de Trump. Entre otras cosas, estos descubrimientos mostraron qué mensajes de Trump funcionaban mejor y dónde. La decisión de centrarse en Wisconsin y Michigan en las últimas semanas de la campaña se tomó basada en los datos analizados. El candidato se convirtió en el instrumento para implementar un modelo.

 

¿Qué está haciendo Cambridge Analytica en Europa?

 

¿Pero hasta qué punto influenciaron los métodos psicométricos el resultado de las elecciones? Cuando preguntamos, Cambridge Analytica no quiere dar ningún detalle sobre la efectividad de su campaña. Y quizás la pregunta de si los métodos psicométricos tuvieron algún efecto en el resultado de las elecciones de 2016 sea imposible de responder. Aún así existen pistas: Hay un incremento inesperado de Ted Cruz durante las primarias. También incrementó el voto en las zonas rurales. Hubo un descenso en los votos de los afroamericanos primerizos. El hecho de que Trump empleó tan poco dinero también podría ser explicado por la efectividad del método de la publicidad basada en personalidad. Así como el hecho de que gastó mucho más en su campaña digital que en televisión comparado con Hillary Clinton. Facebook resultó ser el arma definitiva y el mejor aliado en la campaña, como muestran los tweets de muchos empleados de Trump.

Muchos han dicho que los estadistas perdieron las elecciones con sus predicciones tan alejadas de la realidad. ¿Pero y si es al revés?: Los estadistas de hecho ganaron las elecciones -pero sólo los que usaron el nuevo método. Es una ironía de la vida que Trump se quejara con la investigación científica, mientras usaba un método puramente científico en su campaña.

Otro gran ganador es Cambridge Analytica. Steve Bannon, conocido miembro del comité directivo de la compañía y antiguo ejecutivo del periódico conservador Breitbart News, ha sido elegido como Consejero Senior de Donald Trump y Jefe de Estrategia. Marion Maréchal-Le Pen, la activista del Front-National y sobrina del candidato presidencial a Francia, ya ha comentado en twitter que aceptaría una invitación para colaborar con él, y en un video interno de Cambridge Analytica, la grabación de una reunión se titula “Italia”. Ya en 2012 SCL Elections estaba presente en la política italiana. Aunque Cambridge Analytica no comenta nada sobre sus supuestas conversaciones con la Primera Ministra británica Theresa May, Alexander Nix asegura que está formando su cartera de clientes en todo el mundo, y que tiene peticiones de Suiza y Alemania.

Kosinski ha observado todo desde su oficina en Stanford. Tras las elecciones, existe cierta confusión en la Universidad. Kosinski responde con la mejor arma para un investigador: análisis científico. Junto con su compañera Sandra Matz, ha llevado a cabo una serie de pruebas, las cuales serán pronto publicadas. Los resultados iniciales, a los que ha tenido acceso Das Magazin, son alarmantes: El estudio muestra que la efectividad del método de la publicidad personalizada por perfil puede conseguir un 63 por ciento más de clicks y un mil 400 por ciento más de conversión en campañas publicitarias en facebook dirigidas a personas basadas en sus características específicas. Demuestran además la escalabilidad de este método, mostrando como la mayoría de las páginas de facebook que promocionan productos o marcas están muy marcadas por la personalidad de sus miembros, y que una gran parte de consumidores pueden ser bien categorizados basados en su reacción con una sola página de facebook.

El mundo está del revés. Gran Bretaña deja Europa, Donald Trump es presidente de los Estados Unidos de América. Y en Stanford, el investigador polaco Michal Kosinski, que quería advertir sobre el riesgo de usar el análisis psicométrico en la publicidad política, sigue recibiendo emails acusatorios. “No”, dice Kosinski con calma mientras agita su cabeza, “esto no es culpa mía. Yo no construí la bomba. Sólo demostré que existía”.

 

Nota:

 

Este artículo es una traducción personal al castellano del original “Ich habe nur gezeigt, dass es die Bombe gibt”, publicado por Das Magazin. La traducción no se hizo en base al original alemán, sino a una versión inglesa ahora desaparecida, encontrada en aNtiDiTe Zine, y que ahora está disponible en VICE.

03
Diciembre

Hoy, acto masivo en Santiago

 

SANTIAGO, Cuba, 2 de diciembre.- Después del conmovedor e inolvidable traslado de las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, por el itinerario que rememoró el recorrido de la Caravana de la Libertad en enero de 1959, este sábado a las siete de la noche se realizará un acto de masas en la Plaza Antonio Maceo, de Santiago de Cuba, en el que el aguerrido pueblo santiaguero, junto a una representación de las provincias orientales rendirán homenaje póstumo al líder histórico de la Revolución.

En el memorable acto estarán presentes mandatarios y personalidades de diferentes partes del mundo. Harán uso de la palabra dirigentes de las organizaciones de masas, sociales y de la Unión de Jóvenes Comunistas, en representación de nuestro pueblo.

Las palabras centrales serán pronunciadas por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

La televisión y la radio cubanas transmitirán en vivo este acto.

 

Fidel cruzó victorioso el territorio tunero

 

LAS TUNAS, Cuba, 2 de diciembre (Por Leidys Labrador Herrera, cortesía de Granma).- Sesenta años se cumplieron de aquel día memorable en que desembarcó la luz de la libertad que portaba el Yate Granma. Un hombre de preclaro pensamiento tocaba tierra cubana dispuesto a hacer una Revolución, y la historia gustosa le abría los brazos para acogerlo ya para siempre en su seno.

Fue en este día que el Comandante en Jefe pisó una vez más tierra tunera, y lo hizo con la misma gloria e hidalguía que lo acompañaron aquel 3 de enero de 1959, en que cruzó por Las Tunas la Caravana de la Victoria. En aquel entonces, los barbudos surcaron la madrugada, hoy, el eterno sol de esta Isla iluminó nuevamente al hombre eterno, al que ni la misma muerte cree haberse llevado.

Cerca de las once la mañana, el cortejo fúnebre tocó tierra tunera en el poblado de El Yunque, zona limítrofe con la provincia de Camagüey. Una hora y media después, pasaba frente a la Plaza Martiana del municipio cabecera, desde donde el Apóstol pareció mirar orgulloso, una vez más, a quien desafiando a la injusticia hizo realidad sus sueños.

Noventa banderas cubanas, portadas por jóvenes, ondearon desde la plaza, para demostrar la continuidad de su legado en las nuevas generaciones. Fotografías, banderas del 26 de Julio, palabras escritas en los rostros, fueron algunos de los modos que encontraron los tuneros para decirle al héroe de la Sierra, cuánto lo aman y amarán por siempre.

Miles de hijos e hijas de esta gloriosa tierra que prefirió ser quemada antes que esclava, acompañaron, desde ambos lados de la carretera a Fidel, que esta vez no caminaba en su forma física, sino multiplicado entre la multitud que lo aclamó como tantas otras veces. ¡Yo soy Fidel!, ¡Hasta Siempre Comandante! o ¡Hasta la Victoria Siempre!, fueron algunas de las consignas que enarbolaron niños, jóvenes, mujeres y ancianos, todos agradecidos eternamente a su Líder.

Los testimonios de quienes vivieron este inolvidable momento son la prueba fehaciente de que el dolor hoy se troca en compromiso.

Para el combatiente Alejo Paz Pérez, hoy Fidel se ha vuelto 11 millones. Él aseguró que hoy despidió a su jefe, al hombre cuyas órdenes, por el bien de la patria, seguirá hasta el día de su muerte.

Brayan Alexis Moreno Fuentes apenas tiene seis años, pero quiso estar en este momento junto a su abuela. Aunque aún es muy pequeño, dice sin titubeos, «yo quiero mucho Fidel, y sus ideas seguirán vivas en mi corazón».

Yurina Labrada Caballero, asegura que lo que el Comandante nos enseñó perdurará a través del tiempo. «Yo me siento como su hija, y he venido a rendirle homenaje, porque eso hacen los hijos que aman a sus padres».

Los trabajadores de la salud, quienes han llevado las banderas de la solidaridad y el internacionalismo a todas partes del mundo, acudieron también para decir un hasta siempre al líder de la Revolución. Xiomara Mercantete, a nombre de sus compañeros, dijo a Granma que «Fidel para nosotros es todo y no hablamos de él en pasado, lo nombramos en presente porque sencillamente no ha muerto, él camina entre su pueblo, inunda las calles con su grandeza».

No podían los pioneros, mayor tesoro de la patria, faltar a esta cita con el Comandante en Jefe. La pionera de sexto grado, Claudia María Vázquez Bermúdez, asegura que siente un gran dolor y orgullo al mismo tiempo, porque para ella, este fue un encuentro con Fidel. «Donde quiera que esté, debe tener la confianza de que nosotros los vamos a seguir».

Las muestras de respeto y cariño hacia el eterno joven rebelde, se dejaron escuchar hasta la comunidad de Cañada Honda, en el municipio de Majibacoa, donde el pueblo de Vicente García lo despidió, para que fuera recibido por los patriotas holguineros. Sin embargo, flotando en el aire quedará por mucho tiempo esa máxima que asegura, Comandante en Jefe, ¡Ordene!

 

En revista, desde el armón

 

HOLGUÍN, Cuba, 2 de diciembre (Germán Veloz Placencia).- No se puede decir que por esta ciudad transitaron los restos mortales de Fidel. Imbatible, abrazado por la bandera cubana, el Comandante llegó sobre un armón para pasar revista a las misiones cumplidas por sus huestes populares desde que instaló la esperanza en millones de corazones en enero de 1959.

Avanzó a lo largo de un tramo de algo más de 84 kilómetros y no se le escapó detalle alguno. En Buenaventura encontró mujeres, hombres, niñas y niños conmovidos. Ignoró las lágrimas de los consternados y caló sus mentes. Cargaban más alegrías que pena.

Sin mediar palabra alguna, toda esa gente formada en dos largas hileras le dijo que el poblado y sus alrededores son en extremo diferentes con respecto a lo que observó a su paso por allí 57 años atrás. Unos le confirmaron que tenían un policlínico y salas de rehabilitación; otros, con igual orgullo, le contaban sobre la vigorosa red de centros educacionales, entre ellos, las instalaciones de las escuelas en el campo que ahora se transforman en comunidades agrícolas.

El periodista Ricardo Gual aseguró que la emoción ensambló el encuentro.

En Las Calabazas, como sucedió en la entrada a Maceo, en el cruce de San Andrés, Brisas de Yareyal y El Coco, fue saludado por varios centenares más de compatriotas. Fidel supo que eran ganaderos, agricultores, maestros, ingenieros, médicos… La multitud le dijo: “¡Somos eso y mucho más gracias a usted!”.

Continuó la marcha. Pasó frente a los edificios del Centro Escolar Mixto “Calixto García”. No tuvo dudas sobre el futuro de los alumnos de las enseñanzas primaria, secundaria, preuniversitaria y politécnica reunidos allí. Inmediatamente aparecieron los locales del otrora Regimiento 7 de la tiranía de Batista. Los compatriotas lo saludaron llevándose marcialmente la mano a la frente. Sonrió al recordar que las barracas se transformaron, primero, en aulas, y con el paso del tiempo, en la comunidad Oscar Lucero.

Enardecidas, le juraron lealtad eterna Neldis Serrano Zaldívar, doctora, y Carmen Rosa Leyva Sosa, trabajadoras de un círculo infantil.

A su paso por el monumento de Las Seis Columnas, reverenció a compañeros del Movimiento 26 de Julio masacrados por la soldadesca batistiana.

Ciudad adentro, puso la vista en todos los que lo aguardaban y la detuvo por instantes en la residencia de los estudiantes de medicina. A Adel Peña, uno de los futuros galenos, le pareció que el eterno guerrillero también miraba sobre los árboles, en dirección al Hospital Lenin, el cual inauguró el 7 de noviembre de 1965.

Continuó avanzando el Comandante. Calculó el punto de ubicación de La Periquera, en el centro de la urbe. La visitó el 26 de febrero de 1959.

Cuando intentó evocar los compromisos contraídos en aquel momento, otra vez mujeres y hombres le aseveraron, entre otras cosas, que el suministro de electricidad ya no dependía de una pequeña estación generadora y que la universidad había renacido vigorosa y fiel a la Revolución. Su paso adquirió mayor gallardía.

Fueron minutos que atesorarán siempre Andrés Martín, trabajador de Copextel, y Kamila Herrera, pionera de ocho años.

Al rato tomó una carretera nueva, de varias vías, razón por la que estuvo a punto de pasar por alto la entrada a la batería de grupos electrógenos que inauguró el 26 de julio del 2006, el mismo día que comenzaron las dolencias por las que decidió dejar sus cargos y entregar el mando de la Revolución a Raúl.

Varias veces se volteó hacia Birán, el terruño natal. Jorge Luis Bermúdez y su pequeño Jorge Alejandro le prometieron que le cuidarán los cedros y naranjos plantados por Angel Castro y Lina Ruz, así como todo lo material y espiritual que creó, porque su obra es patrimonio de la nación.

Irrumpió en Cacocum, pero antes, entre muchas edificaciones, distinguió la fábrica de tubos plásticos, la planta productora de muebles sanitarios y azulejos, la renovada recapadora de neumáticos y el aeropuerto internacional Frank País. Felices, porque les enseñó a labrar la dignidad, las personas no quisieron demorarlo. Prefirieron que siguiera a su rápido encuentro con Martí, en Santiago de Cuba.

Quienes vivimos la imborrable jornada, aseguramos que anunció nuevas y victoriosas contiendas. Lo vimos en su eterno ánimo rebelde y en su hábito de evaluar los retos para embestirlos. Era 2 de diciembre. Como en la travesía del Granma, del pecho le brotaba una intensa luz redentora.

 

Cuba, un Granma tripulado por sus jóvenes

 

Dos generaciones, en códigos similares, hablan sobre Cuba, a propósito de este 2 de diciembre, aniversario 60 del desembarco del yate Granma

LA HABANA, Cuba, 2 de diciembre (Por Lissy Rodríguez Guerrero).- Es 2 de diciembre de 1956 y el expedicionario más joven del yate Granma, Arsenio García Dávila, co­mienza a desandar en una punta de mangle llamada Los Cayuelos, a dos kilómetros de la playa Las Coloradas.

La travesía que emprendió el 25 de noviembre ha sido difícil, mas no en vano. Quizá en el fondo lo sabe y por eso no pierde las esperanzas. Veinte primaveras tenía entonces y una sed de libertad que le encogía el corazón con cada injusticia; como aquella vez en que, por falta de dinero para comprar medicamentos, casi ve morir a un hermano en su natal Güines.

El Granma venía más cargado de sueños que de armas —afirma contundente a la altura de sus 80 años, en una habitación repleta de fotos que reproducen fragmentos de la historia—, y fue lo más grande que me pudo ocurrir como joven y ser humano que quería cambiar la realidad desesperante que estaba viviendo.

Hijo de campesinos, pobre, obligado desde pequeño a abandonar la es­cuela para ayudar en el sostén de su familia, dependiente de co­mercio, men­sajero, cobrador, rebelde revolucionario… De Arse­nio pue­­den decirse muchas cosas; así como de aquel muchacho en el que cuajó el deseo de la lucha, la necesidad    de la lucha en su espíritu rebelde. Pero una palabra lo define todo: conciencia.

Sufríamos la explotación, la discriminación de aquella época y eso me fue formando la idea de que había que hacer algo, apunta.

 

Libres o mártires, junto a Fidel

 

El 15 de mayo de 1955 salen Fidel y sus compañeros de lucha de la cárcel  de Isla de Pinos y, pocos días después, el ingeniero, amigo y revolucionario Francisco Val­dés Ginebra lleva a Ar­senio a conocer al líder de la Re­volución.

«Me entrevisté con él en un apartamento en la calle 23 y 18. Re­cuerdo que fue muy impresionante cuando estuve frente a él, cuando me estrechó la mano. Estaban Raúl, Almeida, Melba, Montané. Me hizo muchas preguntas sobre mi familia y mi trabajo».

Desde ese momento, el Movi­miento 26 de Julio contó con otro imprescindible que pronto tuvo la misión de llevar a México un mensaje y dinero al Comandante, para el aseguramiento de la expedición. «Qué­date, que dentro de poco nos vamos», fueron las palabras que taladraron la mente del joven Ar­senio, como un disparo de compromiso, un regalo de la vida, un halago.

Luego, vinieron los rigores de la preparación, las vicisitudes, las tensiones de los últimos días antes de par­tir… Hasta que por fin, una em­bar­cación pequeña en busca de la libertad se lanzó desde la ensenada de Tuxpan, en el puerto de Veracruz, «sin botes auxiliares por si naufragábamos, ni armamento para luchar contra una nave aérea o de superficie de la tiranía». Pero con ganas indomables de vencer.

Tensiones que subían con cada rayo de sol caracterizaron la travesía. De esos días de zozobra, Ar­senio escoge relatar aquel en que interceptaron una frecuencia de la marina y se conocen las acciones del alzamiento en Santiago de Cu­ba.

«Recuerdo a Fidel pegado a aquel aparatico de radio y diciendo que querría tener alas para poder estar junto a ese pueblo y los líderes de la operación».

En aquel espacio reducido, diseñado para 14 personas donde había 82, la dedicación era completa. Jun­to a ellos, además, uniformes, me­dicinas, el alimento necesario. Pa­samos situaciones críticas, pero no había espacio a la protesta, a la in­disciplina —comenta— entre per­sonas que, como promedio, teníamos 25 años.

Otro momento dramático resultó la caída al agua de Roberto Roque Núñez, cuando asediaba el mal tiem­po y salió en la búsqueda de los destellos del Faro de Cabo Cruz. En el silencio de la noche se escuchó ¡hombre al agua! —reseña Ar­se­nio—. Fidel da la orden de encontrarlo. Cuando por fin lo logramos, el Comandante improvisó un discurso y se entonaron las notas del Himno Nacional.

«Como ves, este contingente es­taba impregnado de poesía, de cariño, de amor. Fidel nos dio una lección de sentido humano: no podíamos dejar a su suerte a ningún compañero, aun a sabiendas de que en esas circunstancias, con solo un fa­llo, podíamos perder mucho.

«El día del desembarco, cuando identificamos la vegetación de nuestra patria, encallamos a unos 40 me­tros del mangle en un terreno fangoso. Venían 12 o 13 compañeros en un estado físico muy deteriorado y tuvimos que cargar su armamento. Lue­go vimos al primer campesino, Án­gel Pérez Rosabal, la caricatura de la miseria, quien nos confirmó que es­tábamos en territorio nacional».

 

LOS FUSILES SON LAS IDEAS

 

Cuba es —al decir de Arsenio— un «Granma multiplicado» y sus tripulantes los jóvenes que llevan en la sangre el proceso revolucionario. En­tre ellos se encuentran la oficial Orisbelis Hurtado y el camilito Adrián Deynes, quienes participarán en el desfile por el aniversario 60 del de­sembarco del yate Granma y Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que ha tenido que posponerse para el 2 de enero del 2017, porque la hora es de honrar a quien gestó esa epopeya.

Ella de un batallón de infantería en Ciego de Ávila y él, de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, de Ma­ya­be­que; ambos consideran que defender el futuro de esa nave triunfante es el principal derrotero de esta generación.

Si le preguntan qué significará desfilar al lado de aquellos rebeldes barbudos, el próximo 2 de enero, Adrián ratifica que «un gran orgullo». «Siento que estoy relevando el camino que ellos trazaron».

Por su parte, ella sostiene que «velará por la Patria como lo hicieron los expedicionarios para que fuera soberana».

«Representar a Cuba co­mo lo hicieron las FAR, Fidel y Raúl, salir adelante a pesar del bloqueo, estudiar y el trabajo político-ideológico: esas son las misiones de los jóvenes de hoy», expresa Adrián.

Y esas son certezas que Arsenio comparte, porque «cuando una idea es justa, la llevamos adelante y la impregnamos en la gente, es imposible destruirla». A propósito, en el compromiso y las raíces que había echado la idea de Fidel resume los factores que llevaron a la victoria definitiva de enero de 1959, y el motor impulsor que significó el desembarco del yate Granma.

«La Revolución fue la realización de un sueño que creía imposible, que veía a muy largo plazo. La alegría nos sorprendió a todos. Recordé a mi familia, que llegaba el momento de verlos, y contarle lo mucho que aprendió este hijo de campesinos».

Sesenta años después, Arsenio confirma que la trayectoria fue difícil, pero no en vano. La defensa de la Patria es el principal reto. Y los fusiles de hoy son las ideas, dijeron todos los entrevistados de alguna manera; dos generaciones que ha­blan en códigos similares sobre el futuro de Cuba, como si fueran na­vegando un nuevo yate Granma.

 

Quien siembra para el espíritu, cosechará vida eterna

 

Fidel nos enseñó a creer, a tener fe. Y ese sentimiento puesto en otros fue de a poco abarcándolo

Como parte del pueblo de Cuba, la feligresía de la Iglesia Presbiteriana-Reformada en Cuba experimenta conmoción y comparte el mismo dolor que el resto de sus compatriotas por la partida de Fidel, quien, a través de su pensamiento y acción, vivió con total apego a los principios que por siempre guiaron su conducta.

Coinciden en que Fidel fue un incorregible sembrador de justicia a favor de los pobres y excluidos de la tierra, y en los corazones de quienes, por sus desvelos y sus infatigables luchas, alcanzaron la dignidad que les había sido arrebatada. Su vida no termina sino que se prolongará por la eternidad, pues como dice un pasaje bíblico: «El que siembra para el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna» (6,8)…

Nos alegramos por haber podido compartir su tiempo y su vida, y tenemos la convicción de que Fidel, desde la eternidad, nos continuará guiando con su pasión y sus bríos en esta lucha por establecer el reino de la justicia divina en la Tierra, aseguran.

También la Iglesia Morava en Cuba envía sus más sinceras condolencias por la muerte del Comandante, quien fue ejemplo de justicia, paz, y amor en su lucha por la dignidad del ser humano.

La muerte nunca triunfará sobre su recuerdo, afirman, y a su vez, elevan sus oraciones al Dios de la vida para que llene de fuerza y paz a los familiares y a todo el pueblo cubano que conservará siempre su legado.

Que descanse en Paz Fidel Castro Ruz y sea abrazado por la misericordia de Dios. Ben­diciones para todo el pueblo. Así dicen los Misioneros Claretianos de la Delegación Inde­pendiente de Antillas, presentes en Cuba.

Y desde la Iglesia Misión Evangélica Mun­dial llega el más sincero pésame a los familiares y a la dirección del Partido y el Gobierno por la desaparición física del líder histórico de la Revolución Cubana, quien deja a tantas generaciones de cubanos su profunda influencia e innegable legado.

De igual forma, la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana comparte el dolor por la pérdida irreparable y manifiesta su acompañamiento y compromiso de darle continuidad al legado que Fidel le deja a su pueblo, legado bien definido en el Concepto de Revolución.

Evocando las palabras bíblicas: «Como han caído los valientes, descansarán de su trabajo pero sus obras siguen con ellos», la Iglesia Evangélica Libre expresa sus condolencias y reconoce que los pensamientos y las ideas de Fidel están presentes. Y a ese sentimiento se suman la Asamblea Espiritual Nacional y la Comunidad Baha’I de Cuba, quienes dedican oraciones especiales por su progreso espiritual en los mundos divinos.

Como creyentes deseamos el eterno descanso al compañero Fidel. ¡Hasta Siempre!, dice P. Massimo Nevola, en representación de la Liga Misionera Estudiantil Italiana. Con su pueblo, señala, este gran hombre ha representado una fuerte y concreta esperanza a lo largo de muchos años para los pobres en todo el Mundo. Ha representado una alternativa y una espina para los poderosos de nuestra época. «Estamos convencidos que los puntos principales de la Revolución seguirán adelante. Con humildad y orgullo declaramos nuestra amistad al pueblo cubano y a su Re­vo­lución».

Alafin de Oyó, líder Yoruba en Nigeria hace presentes sus condolencias a todos los hermanos en Cuba, al igual que el Rev.Vi­talino Si­milox, quien, en nombre del Consejo Ecu­mé­nico Cristiano de Guatemala, muestra su solidaridad ante el sensible fallecimiento de la persona que «nos inspiró en nuestra lucha revolucionaria, sin renunciar a nuestra Fe Cristiana. Y como legado del Comandante Fidel Castro llevaremos adelante la defensa de la vida y dignidad de todas y todos».

 

La generosidad de nacer para nosotros 

 

Tras firmar el juramento del concepto de Revolución, la Premio Nacional de Literatura, Carilda Oliver Labra admitió que la partida física del Comandante en Jefe “es un dolor que no puedo todavía interpretar”

LA HABANA, Cuba, 2 de diciembre (Por Ventura de Jesús y Eduardo Palomares Calderón).- Fidel vuelve sobre sus pasos de gigante, a andar la tierra a la que tanto amó y dedicó su vida. En su travesía se siembra en cada pueblo, renace en el corazón de la gente que acude a su encuentro emocionada y comprometida.

Él es como ese suelo donde germina la conciencia del cubano, sostuvo la poetisa Carilda Oliver Labra, una de las personas que mejor descifró la naturaleza indomable y el genio del líder revolucionario en su juventud.

Tras firmar el juramento del concepto de Revolución, la Premio Nacional de Literatura admitió que la partida física del Comandante en Jefe «es un dolor que no puedo todavía interpretar, crece desde una profundidad implacable…».

Midiendo, con su ya legendaria mirada de ojos azules, dijo que «quizá allí donde todos tenemos nuestra raíz más honda, allí desde donde absorbemos la vitalidad más esencial de nuestro ser como nación, subyace este espíritu poderoso, esta naturaleza elemental que alguna vez tuvo la generosidad de nacer para nosotros, de concretarse en carne y ardiente palabra».

Y entonces, Carilda fue más lejos: «Tal vez si nos miramos bien adentro, si tenemos la sagacidad de observarnos con limpieza podemos encontrar una altivez, una fuerza, un espacio turbulento que es fundamentalmente el sitio en el cual se han originado los cubanos ejemplares.

«Hablar de su vida, de lo que ya representa para millones de personas, puede parecer casi un acto de vanidad, porque él ni siquiera le pertenece a los cubanos totalmente. Convertido en un ciudadano del mundo ha repartido su presencia luminosa, haciendo suya las causas desesperadas de esos pobres de la tierra, de esos menesterosos con quienes nos enseñó a compartir nuestra propia suerte a través de acciones de solidaridad».

La intelectual matancera, autora de ese épico poema Canto a Fidel, diana de guerra indisolublemente ligada a la epopeya histórica de la Revolución Cubana y a ese hombre extraordinario, resumió con mayor aliento: «Yo estoy segura que tenemos algo más que su imagen convertida en símbolo de la rebeldía y de la resistencia. Nos queda la sensación de su presencia interminable, esa certidumbre de que para encontrarlo no es necesario recordar, porque como dije al principio está metido en nuestros átomos como la raíz en la tierra».

Amante de todo simbolismo, de lo mágico y lo real, el cercano encuentro del Comandante en Jefe Fidel Castro con el Héroe Nacional, José Martí, añade para Fátima Patterson, directora del Grupo de Teatro Estudio Macubá, una nueva fortaleza para los santiagueros y su Ciudad Heroína.

Fidel le dijo una vez, desde el parque Céspedes, a este pueblo: «¡Gracias Santiago!», y qué podemos decirle nosotros a este hombre con quien tenemos una infinita deuda, que va desde la libertad que nos legó hasta una obra integral que nos dignifica en todo el mundo, expresó la también destacada actriz.

«De la cultura podrían hablarse muchas cosas, porque no hay en su campo hecho mayor que la Revolución misma, pero recuerdo las veces en que coincidí y pude dialogar con él en congresos de la Uneac, que no había inquietud por ínfima o motivación personal, a la que no le diera respuesta y seguimiento.

«Luego tuve el gran orgullo de estar y disfrutar su presencia en el 7mo. Congreso del Partido, donde a través de sus ideas y convicciones nos transmitiera ese legado que lo hace imponente y nos da a todos un segundo aire, para encauzar las transformaciones del país en las difíciles circunstancias que vive el mundo».

Todo ello, ante su desaparición física, enfatiza, reclama un momento para repensar qué hacer en gratitud a este gran hombre que nos ha dado tanto, y que gracias a la vida es nuestro, de los cubanos, y por si fuera poco ha elegido en este instante al Santiago de Cuba que tanto amó.

«Y a la casa museo de alguien que tanto se identificara con él —del Frank País a quien calificó el más útil de los combatientes— fui con mis vecinos de Los Hoyos, como no puede ser de otra manera para los santiagueros en cada barriada, a reafirmarle con una rúbrica que le seré fiel, y decirle de corazón: ¡Gracias, Fidel!».

 

Fidel multiplicado en la ruta de la libertad

 

LAS COLORADAS, Granma, 2 de diciembre (Por Darelia Díaz Borrero).- En medio de la madrugada, 82 jóvenes descendieron de la nave, se dieron un “chapuzón de historia” y desafiaron la larga pasarela adornada por mangle que marca el punto por donde desembarcaron, hace 60 años, los expedicionarios del yate Granma, liderados por Fidel Castro, para tejer el camino hacia la libertad definitiva.

Los nuevos expedicionarios, entre los que se encontraban integrantes de la Ruta Juvenil 60 Aniversario del Desembarco del yate Granma, jóvenes pertenecientes a distintos sectores de los 13 municipios granmenses y trabajadores destacados de la industria niquelífera de Moa, en Holguín, repitieron a su paso “¡Yo soy Fidel!”, porque saben que el líder de la Revolución Cubana renace multiplicado en millones de cubanos, comprometidos con su legado.

Vestidos de verde olivo, los bisoños continuaron por todo el sendero manifestando su certeza de que el Comandante en Jefe no se ha ido, sólo emprendió su viaje hacia la eternidad, desde donde continuará trazando los destinos de la nación.

En declaraciones a la prensa, uno de los jóvenes expedicionarios, Runisel Alejandro García, de 25 años, comentó que esta posibilidad de reeditar el desembarco le permitió dibujarse en la mente la real odisea que vencieron los 82 tripulantes originales del yate Granma.

“Ahora, al sentir la sofocación, tras realizar la ruta a través de un sendero de hormigón que se construyó en la década de 1980, comprendo mejor la tenacidad de aquellos combatientes que después de navegar siete días, tuvieron que pasarse dos horas cruzando mangles con una carga pesada en los hombros”, destacó.

Convencidos de la clara presencia del Comandante en Jefe y agitando banderas cubanas, los bisoños irrumpieron en la icónica explanada del Monumento Las Coloradas.

La escenificación sirvió de preámbulo a un acto patriótico en el cual cantos, poemas, danzas y oratorias evocaron el hecho que reinició la guerra por la definitiva liberación de la isla y resaltó la impronta del Comandante en Jefe.

En la ocasión, en la que confluyeron el dolor y el compromiso, se recordó que procedentes de Tuxpan, México, los 82 expedicionarios del yate Granma, liderados por Fidel Castro, arribaron el 2 de diciembre de 1956 a un punto cercano a la playa Las Coloradas, del actual municipio de Niquero, en la provincia que ahora lleva el nombre de la embarcación.

Con ese hecho nació el Ejército Rebelde, antecedente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y principal fuerza de la guerra popular que dos años después derrocó a la tiranía de Fulgencio Batista, e inició cambios sociales sin precedentes en el país.

Gelquis Ricardo del Toro, primer secretario del comité provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas en Granma, comentó que quiso la coincidencia histórica que, justo a 60 años de la salida del yate de México, el Comandante en Jefe emprendiera su travesía hacia la inmortalidad.

“Pero ese patriota excepcional siempre estará entre nosotros, porque la obra de la Revolución es inmensa, porque la sangre derramada por los mejores hijos de la nación no fue en vano, y porque esta Patria se resume en un nombre: Fidel”, significó.

El líder de la Revolución Cubana ha partido nuevamente en el “Granma”, pero esta vez lo acompañan más de 11 millones de expedicionarios, dispuestos a hacer los mayores sacrificios para mantener vivo su legado, resaltó el capitán Angel Duniel Rodríguez, organizador de la Unión de Jóvenes Comunistas en la Región Militar Granma.

En la ceremonia 60 jóvenes de la provincia recibieron el carné que acredita su militancia en las filas de la vanguardia política de las nuevas generaciones de cubanos.

Presidieron el acto, entre otros, Federico Hernández, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Granma y Manuel Santiago Sobrino, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

 

Fidel sabía preguntar como nadie

 

El Comandante en Jefe solía recibir a las delegaciones cubanas que regresaban exitosamente de eventos deportivos en el exterior

LA HABANA, Cuba, 2 de diciembre (Por Sigfredo Barros Segrera).- Verano de 1993, en horas de la noche. Es­ce­nario: Consejo de Estado, en la Plaza de la Re­volución. El equipo Cuba de béisbol acababa de arribar a la Patria luego de otra exitosa actuación en tierras foráneas. Y el anfitrión no podía ser otro que el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Con una gran sonrisa recibió Fidel a la de­legación. Uno por uno les fue estrechando la mano y preguntando cada detalle del evento, la calidad de los rivales, cuál había sido el juego más difícil, cuál el momento decisivo en el partido por la medalla de oro. Nada escapaba a su natural curiosidad.

De repente siento una voz que pronuncia mi nombre. Era Lázaro Valle, el derecho lanzador capitalino, quien estaba conversando con el líder de la Revolución y me pedía ayu­da para explicarle cómo se sacaban las diferentes estadísticas de pitcheo.

¡En menudo problema me había colocado Valle! Llegué junto a Fidel y me impresionó ver que parecía más alto y robusto de lo que realmente era. Poseía una personalidad magnética, que obligaba a su interlocutor a prestarle completa atención. Hablaba bajito y, a cada respuesta mía, llegaba una nueva pregunta. Afor­tu­na­damente salí airoso del trance y me despidió con un «muchas gracias por su explicación», frase que nunca olvidaré.

***

Mayo de 1999. Escenario: estadio La­ti­noamericano. Una mañana extremadamente calurosa servía de ambiente al entrenamiento del equipo Cuba que se aprestaba a jugar un desafío calificado de histórico frente a un elenco de las Grandes Ligas, los Orioles de Baltimore.

Cuando los integrantes del grupo de prensa llegamos al Latino ya Fidel estaba allí. No era el primer entrenamiento que presenciaba, empeñado en no perderse un detalle de la preparación del equipo. A pesar del ardiente sol, permanecía sentado en un palco detrás de home con varios de los técnicos de la selección a su lado. Hubo un momento simpático, cuando dos de sus ayudantes fueron a colocar un toldo en el palco para protegerlo del sol, y él se negó alegando que no quería parecerse a un jeque o un zar.

Al filo del mediodía el entrenamiento finalizó. Fidel se levantó del palco y, casi inmediatamente, nos avisaron a los periodistas, agrupados en los palcos de primera base, que Fidel quería conversar con nosotros.

Quiso la casualidad que yo fui el primero en salir del palco y, cuando me di cuenta, el estaba al lado mío. Me echó el brazo por encima y comenzó a preguntarme cómo yo veía el trabajo de preparación del equipo. Recordé la experiencia anterior y traté de ser lo más conciso posible, explicándole la capacidad de bateo y de defensa de los jugadores.

Cuando abordé el área de pitcheo le ex­presé mi preocupación por ser la parte me­nos fuerte del conjunto, con muy pocos lanzadores relevistas y casi ningún zurdo. Me contestó: «Es verdad. Pero tenemos un zurdito por ahí que puede salir a sacar unos cuantos outs. De los dos juegos podemos ganarle uno», profetizó Fidel. Y así fue. Cuba cayó 2-3 en el primer juego de 11 entradas de duración y derrotó a los Orioles 12-6 en el segundo.

Dos conversaciones. Suficientes para dar­me cuenta de que Fidel sabía preguntar como nadie.

 

Firman Alicia Alonso y el colectivo del Ballet Nacional el Juramento de ser fieles al concepto de Revolución

 

Con anterioridad al conocerse el deceso del Comandante en Jefe, la directora general del BNC resaltó la importante ayuda de Fidel al ballet cubano que ofreció siempre con cariño y respeto

LA HABANA, Cuba, 2.- Alicia Alonso, los bailarines y miembros de la compañía danzaria cubana firmaron en la Casa del Alba Cultural firmaron, el pasado 30 de noviembre en horas de la mañana, el compromiso de ser fieles al concepto de Revolución del recién desaparecido Líder histórico de nuestro país.

Con anterioridad al conocerse el deceso del Comandante en Jefe, la directora general del BNC resaltó la importante ayuda de Fidel al ballet cubano que ofreció siempre con cariño y respeto. «El legado histórico que nos deja, inmenso y abarcador, está también ampliamente representado en la cultura cubana. Por eso, por siempre y para siempre, decimos ¡Gracias Fidel!» afirmó la directora del Ballet Nacional de Cuba en un comunicado, circulado a todos los medios de prensa.

Página 1 de 145